Días pasados se instalaron los primeros calefones solares adquiridos con préstamos de la Caja de Crédito Municipal.

La iniciativa tiene como objetivo la utilización del artefacto que utiliza energía renovable y que impactará en un ahorro de energía para el vecino y para la red eléctrica de la ciudad.

“Esta es una muy buena opción de la Municipalidad de la Capital, y de la Caja de Crédito, porque se trata de energía renovable y el gasto se amortiza rápidamente, está al alcance de todos y nos va a permitir a los vecinos ahorrar en el costo de las tarifas de los servicios”, manifestó Franco Lípari uno de los beneficiarios con el crédito para el calefón solar.

En tal sentido, Carlos Cisneros, director de la Caja de Crédito Municipal expresó: “El uso de energía solar, es un nuevo desafío de la Caja de Crédito, que asiste a vecinos para la compra de calefones solares lo que redundará no sólo en menores costos en su uso, sino también en el cuidado del medio ambiente”.